Nery Tello

Neri Tello  (Zapopan Jalisco 1978). Es Licenciado en Letras Hispánicas por la UdeG, profesor en la preparatoria no 7de la misma Universidad. Ha sido tallerista y promotor cultural. Publicó los libros Cuerpo Roto(Paraíso perdido 2004), Playas Undergroud (Arlequín 2005), Vertebración del silencio(FETA 2010), Revolución Groovy (Versodesdierro 2013), el libro cartonero La cojodorita (Viento cartonero 2017), En lenguaje insecto(STAUdG 2018), Oración de la raíz (Mantis 2018),En el hoyo funky (La zonámbula 2018), Las hijas de los hombres (Pinos Alados 2020). Se encuentra antologado en Poesía viva de Jalisco (SC 2004), 20 años Creadores literarios FIL joven(Editorial Universitaria 2014), Mar de voces(Editorial Universitaria 2017), Dolor de ausencia. Poemas en torno a la soledad (UdeG-Letras para volar 2018). Es compilador de la antología El viento y las palabras. Renovación poética en Jalisco 1980-2000.(Zonámbula 2014), Árbol de voz múltiple (Letras para volar –Ed.Universitaria 2019)

 

——-

 

canto ácido

a Manuel Leos

 

uno se viste de monje ermitaño azul

se sienta a mirar el América-Chivas,

el Boca-River, el BarÇa-Real Madrid

la multitud en espera del tan codiciado gol

los 22 en la cancha y Raúl Ortega jugando con la clavícula rota

a punto de hacerse pedazos

anota en la red que hace que su equipo se vista de gloria

y yo digo cuídate chico de sacar suspiros a estos 40 mil hombres

no te vayan a devorar por completo

esta ciudad prohíbe la guardia nacional

y no se puede hablar de silencios cuando un balón toca la red

destruye las botellas que estaban bebiendo

los parabrisas de los carros truenan

la puta suspira al doble por los noventas minutos de infatigable cansancio

el mendigo de la calle hace su agosto con el pidemonedas y limpiaparabrisas

no hay mejor festejo si no es adentro de cualquier pucha que grita

penetrada el gol de Raúl Ortega

aunque los disturbios hayan arrojado a 6 detenidos

uno por violación, y los restantes por robo y asesinato

(eso decía la nota roja)

Raúl Ortega es el héroe y se merece los honores

yo digo ¡cuídate chico de arrancar suspiros a estos 40 mil hombres¡

porque la semana había sido dura para ellos

la fábrica pidió tiempo extra y no pagó ninguna

y José Martínez necesitaba urgentemente comprar otro mundo

porque a su hijo se le rompió el que tenía

y el precio por otro es excesivamente alto:

lavar baños, soportar al jefe, y agradecerle que fue generoso

al no regresarte a casa por no haber llegado de manera puntual

este país no es para güevones irresponsables

está hecho para petrificar la memoria y los sueños

para cambiar lágrimas por un rostro duro

para desquitar la vida a punta de vergazos

para enfermar a la mujer hinchándole el vientre con el dolor de un parto

porque no hay futuro

porque el futuro es un patrón que te impedirá que te jubiles

que te obligará a buscar a la puta con la que contagiarás a tu mujer

que obligará a pedir que la chupen sin caricias

porque al mundo le faltan piezas caducas

y un técnico en desarme nuclear

porque esto es una bomba que explota todos los días

y te hace caminar y caminar y entrar a los bares para no recordar

lo que han dicho de ti

que golpeaste a tu mujer hasta dejarla inconciente y le hiciste el peor daño

que estas enfermo de una enfermedad enfermiza a punto de la muerte

de poca curabilidad

como una enfermedad venérea que se adueña de ti

y te hace títere abandonado por su miedo

 

-y dígame señor doctor qué tengo—

-le duele señor X López la luna en sus ojos

le falta lenguaje y tiene microbios en los hongos

le han crecido las uñas en los pies y es grave

no es normal

quien le ha dicho que es normal le miente

no deje que lo engañen

se ve que su amor lo ha dejado en el extremo

que orina en sus zapatos—

 

así es señor doctor anoche estuve cociendo flores

dicen que alivian

pero he notado que la luna y la tarde poco a poco se van enterrando

los labios de mi mujer se alejan y se pierden en el café que no tomaré nunca

ya me declaré loco y dije que fornicaba con el viento y con el árbol

ahora estoy loco de locura póstuma y expedita

se me llena la boca de ceniza

estoy loco señor doctor y tengo un corazón en el corazón señor doctor

un anciano que me grita que me calme

yo no puedo hacer para que el pito se vuelva flácido y deje de estar eyaculando

es que vi carrozas con novias arriba

y supe que los noticieros no hablaban del tema

señor doctor señor doctor estoy solo y usted lo sabe

como la puta del 10 que vive en ese cascarón resquebrajado

ella no tiene más familiar que la santa muerte

el borracho del 13 que siempre desquita sus monedas apedreándole su vientre

o el padrote que la golpea y la hace mártir

ella es una virgen y un cielo

me lo dicen sus labios inferiores donde mi lengua hace falta

yo también sé que es tener la soledad encima follándote

sé lo que se siente amarrarte la liga del brazo para que no se sienta

no me mire mientras hago esto, acepto que me vea desnudo

pero no poniéndome putazos

(la inercia hace que me siga clavando y destruyéndome)

no lo permito, me da vergüenza

mejor abre tus brazos e imagina que vuelas

que sales por la ventana

la soledad me hunde y no quiero que te hundas

ayer estaba en la primera fila y la puta se acercó a chuparla

el rostro en la pantalla cambiaba de manera grotesca y constante

se proyectaba el total padecimiento de las soledades violentas

al cuál más queriendo chupar la polla

en el baño para damas los homosexuales no dejaban de cogerse

yo tengo espanto de las enfermedades venéreas

lloro de miedo agrias lágrimas blancas que la puta recoge con su boca

a eso vengo

a masturbarme y a ser masturbado

a desquitar con la mano lo que mis testículos me reprochan y reprimen

vengo a eso a internarme en las butacas del fondo

a llorar lagrimadamente sucio a la espera de las luces

a eso vengo a que mi pito se sienta libre

me da pena llegar a casa y encontrar un mar de recados y cartas devueltas

abrir la revista del New York Times que no habla de Paul

el que se fue a la guerra porque le hicieron creer que era necesario

yo lo veo vestido de marine con su rifle y no puedo creer en lo que pasa

el no supo de los muertos en Bagdad o Palestina

le acomodaron la bandera y el día de su funeral hablaban en los honores

que su muerte no era en vano

y yo que nunca conocí a Paul

también me encierro en la guerra mínima de mi cuarto

mi cuerpo se pierde, se muere y resucita

escucho los continuos recados

Germán me cuenta de su constante temor por haber contraído el SIDA

Leticia me dice que la poesía es una enfermedad venérea

Víctor se cambió el nombre a Zafiro y los implantes le salieron baratos

el otro Víctor tuvo que cuidar a su hija

y a su mujer que terminó excesivamente ebria en una reunión

Eduardo se casa y me pide que vaya a su boda

Villa me dice que ha nacido su primer hijo

Zahira me habla de su viaje a Argentina

Nylsa del dolor por el desprendimiento de Hugo

Diego y Juan me cuentan de su primer libro

Rocío me habla de su incapacidad para tener estabilidad

 

            yo también me pierdo cuando llego a casa y miro las grietas que amanecieron

            las de hoy más las de ayer se unieron para deshacerse de mi

            sé que buscan ponerme la cuerda al cuello

            hacerme flotar y bailar en el aire

            yo también soy inestable:

le amarraron las patas y el hocico al camaleón que decía ser cocodrilo

lo humillaron frente a mi

le pidieron lo que se había robado

dijo a su vez que había sido robado y parecía pedir clemencia

es un hijo de la chingada y me da pena

siento lástima por los cocodrilos que sueñan con las alas

y no son concientes que los cocodrilos no vuelan

 

me da pena ver a los que decían haberme creado caer estrepitosamente

ahora míralos, tan indefensos y tan patéticos

tan necesitados y tan olvidados

míralos, míralos, míralos, míralos

cómo se divierten los cerdos en el festín de las mentiras

la ruleta sube y baja

yo más ellos hacemos el canto ácido

el canto que entona el mendigo mal vestido que anoche estuvo inhalando y follando

y embrutecido pidió al más chico que lo masturbara

y el más chico accedió porque confiaba en robarle

¿a dónde fueron a parar esas monedas?

a un espiral descendente

al bar de la mesera de nalgas grandes

al bar gay y a su rocola

a un super con cervezas

a una orgía con sus canalas

a comprar un cielo menos metafísico

y espejos, marihuana y condones

a llenarle la pucha de mecos a la puta del Kartier

a chingarme la nariz para secarme la conciencia

a elevarme al cielo como un cristo redimido

vengan todos y escúpanle la cara a este pobre dios

tengan lástima y apedréenlo

no importa si llora, mátenlo, no tengan compasión

no esta noche que mueren los jodidos

no esta noche que amaneció tirado

y con el rostro clavado en el suelo

no los verá, no los reconocerá

esparzan sus cenizas al lado este de la playa

y nunca cuenten lo que pasó

nunca digan que eran un pobre pendejo que escribía

mejor entonen mi canto, el canto de la rabia

invoquen el polvo, el polvo, el polvo

el polvo de un dios dolido y muerto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s