Gilda Gabriela Guerrero Cervera

Escritora quintanarroense, nacida en la ciudad de Chetumal, Othon P. Blanco el 7 de marzo de 1973. Actualmente radica en la ciudad de Playa del Carmen, Solidaridad, Q. Roo. Maestra pedagoga, investigadora y promotora cultural, mejor conocida en la península de Yucatán como la “Yuum bej”, guía del camino en lengua maya. Pertenece al Centro de Investigación y Estudios en Quintana Roo, A.C. Coordina los programas “Soy Yuum Bej”y “Lelo’ Quintana Roo”, que tienen como propósito principal fortalecer y promover el Patrimonio Cultural de la península de Yucatán. Entre sus publicaciones se pueden mencionar la colección de cuentos “Deja que la Selva te cuente su historia I y II”, “Los saberes del Dr. Chakaj” y “Sueños”. Actualmente se encuentra trabajando en una metodología para el aprendizaje de la lengua maya, en el cuento “Los sentires de Doña Sábila” y su primera novela “Tajonal”.

Espejo de noche

 

Sueño que viene y se queda

impregnando los instantes

en que la luna aparece.

 

Las olas la miran,

sonrientes de su hazaña,

porque ha logrado

dejar la misma tierra

que al día cubre

y en la noche admira.

 

Serán dos

o será el espejo

que la mira

cuidando los detalles

de la línea

infinita que la guía.

 

Horas pasan,

tiempo espera

y disfruta su presencia.

La belleza de lo simple,

la ternura del nacido,

la mirada del destino.

Pasado y presente

se unen en su brillo

y anuncian el futuro

del que espera

la firma del deseo.

 

Madre Tierra

 

Polvos rojos se nutren con aromas,

del dolor su historia que han escrito

nombres que el fuego les lanzó de un grito

y hasta mi vientre lluvia de palomas.

 

Seduce el pasto mi mirada ardiente,

dulce mantel que me colma la vida,

sutil veneno al recorrer se mida

camino de aguas sin el sol naciente.

 

Azul silencio da placer sin ola,

tallo que embriaga se perfuma sola

entre las hojas que mirar marchita.

 

Mortal nostalgia da firmeza al hueco,

donde el color derramo sin un eco.

Rompo la piedra, la raíz me habita.

 

Luz oculta

 

Relámpago ilumina

el llanto sin ecos

de una tierra

que la lluvia limpia.

 

Una tierra

que en defensa

ya levanta

un mural

de historias vivas.

 

Una tierra

que sus frutos

ya la lloran

y los ríos secan.

 

Quiero un puente

 

Uno que me lleve a esa isla, solo mía

donde habitan los fierros

acumulados de historias

con relatos inconclusos

y p

alabras rotas.

 

Uno que resista las tormentas

que le de calor al fuego

que nade en la lluvia

que ría sin parar

y que vuele.

 

Uno que al brincar haga rebotes

que sea invisible al miedo

que brille en la oscuridad

que no conozca límites

que llegue al infinito

y nunca muera.

 

Hoy mis ojos nadan en historias.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s