Alí Benítez

Alí Benítez (10-nov-1986), escritor independiente, autor de los libros libro Ente- el olvido y el amor-fo, Melomanía melancólica y Odio a las cucarachas. Coordinador de la antología La Cursilínea. Colaborador en la antología quintanarroense Viaje a Xibalbá. Bloguero. Organizador de eventos de literatura, algunos de inusual formato como El Palomaxo, Poesía Gastronómica, Melómanos Sesión Irreverente, Contra el poder, Ironía y Realidad, Reunión Bohemia, etcétera. Colabora con el proyecto de edición literaria y radio The Mute and Co.  (Guadalajara). Co-creador del proyecto temporal colaborativo (de poesía musicalizada) Fantasía Textual y Desvergüenza (Quintana Roo). Considerado como promotor cultural y escritor alternativo.

Actualmente radica en Cancún Quintana Roo.

 

Hasta se me olvidó mi nombre

 

Me acaba de golpear la vida

tan fuerte que

hasta se me olvidó mi nombre

y se me olvidó si un verso debe de medir un kilómetro

o un monosílabo

 

y se me olvidó cuál era la fuerza y el coraje favoritos

además de que estoy sangrando mucho amarillo

además de que me estoy preguntando

si una sombra se puede convertir en luz

además de que no puedo desenredar ese garabato

que aparece en el espejo

 

Quise hasta caerme de la cama a la tumba

y los que me esperan no me entienden

y me esperan por mi miserable dinero

mientras los políticos pudieran dar de propina

lo que yo no podré recuperar en un año

pero ni siquiera dan propina

 

Y bajo una línea y hago un texto

analizo artículos, veo vídeos, considero el suicidio

pero ni siquiera lo intento

 

Me siento acorralado, escribo, no sé para qué

leo de nuevo, de nuevo me duermo

el domingo es fantásticamente mortífero

piensa en el lunes, en el martes, en el mes

en la imposibilidad, en el adeudo

en no poder retroalimentarse de nada

 

…y sigo, como, existo, me miro la cara

los síntomas del estrés mi risa nerviosa mi habla apresurada,

el signo que se cuela donde no debe de ir

y unas malditas ganas de claudicar

y sin embargo llenas de conciencia

 

Conciencia como una canción de una pelusa

conciencia por aquí, conciencia por allá

por todos lados me veo, culpable, no culpable, no entiendo

y la solución por su ausencia brilla

 

luego recuerdo que estoy en México

y que por más optimista que sea… estoy en México

 

los errores se pagan muy caro

no se puede hacer poesía al respecto

el amor es para quienes saben existir

y para mí, porque a pesar de todo soy terco

terco en un sentido bello, pero obsoleto

porque recuerda, recuerda, recuerda…

 

y empiezo a recordar

entonces creo que prefería olvidar

 

y aunque en otro contexto Charly García me lo contó:

“pero si insisto, yo sé muy bien que conseguiré, seguiré”

 

Bajo otra inútil línea

hago mi propia torpe edición

sobre la marcha

abruptamente

con justificación de espontaneidad

con razón de posmodernidad

y con el carajo de por medio

 

Hasta quería llorar

omito un pero

me digo

me digo, me digo, la distorsión

no me deja ni reírme por completo

 

me sale una mancha en el espacio

le encuentro una forma e imagino otra

quiero caminar sobre el mar

y volar sobre los volcanes en erupción

quiero que se mueran todos

excepto los que más quiero

 

ya me quiero ir

me quiero dormir

no lo soporto

y luego repito

otra vez lo mismo

en una redundancia hiperexquisita

otra vez lo mismo

 

y luego lo repito

no lo soporto

me quiero dormir

ya me quiero ir

 

Mientras tanto… daño, punto

mientras tanto, daño, punto

mientras tanto el daño, sigo

mientras tanto el planeta libido sigue rotando

me sigo rompiendo

se me acaba el pan y el agua

me quiero ir

a buscar en alguna estrella

la luz que de mi corazón perdí

 

y se me ocurren cosas que ni al caso

y vago en mi propia escena

y divago en mi propia escena

y recibo una llamada amenazante que no contesto

pero lo sé

sé que es amenazante

y me da miedo y coraje

 

y digo y, y digo y, y digo y, porque suena fuerte

y yo no soy para nada fuerte ahora

donde piso se vuelve arena movediza

y se siente chistoso

tristemente chistoso

me dan ganas de llorar y no lloro

y escupo un maldito pantano

 

Descargo ciertas solicitudes de supervivencia

y lo peor radica en un secreto envuelto en miedo

dejo de ser deísta para rogarle a alguien

y que me escuche si es su voluntad

 

estoy sudando de terror

no quiero estar frío y tieso

y las palabras se vuelven locas

quiero vomitar todo adjetivo contra

contra no sé qué, no sé quién

 

me caigo, me caí, la mano de quién

no está

no está

y cada vez que yo estuve qué

y el signo de gancho para preguntar

no me importa

todo está implicado

en esta burla

todo

está

im

pli

ca

do

en esta burla

 

se mofa la mafia de mí

y me duele estar derrotado

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s