Olivia Irene Peón Cardin

Nació en Mérida, Yucatán, a los 12 años  emigró a Cancún. Lic. en administración de empresas por el Instituto Tecnológico de Cancún, tomó clases de Creación literaria a larga distancia con el Instituto de cultura de Yucatán, de Creatividad Poética con el maestro Gabriel Avilés y con el maestro Daniel Tellez. Obtuvo 1er lugar en poesía en el 1er concurso literario sobre la historia de Cancún en su 46 aniversario. Su primer poema “Súcubo” fue publicado en “El Oleaje de las letras” en el Novedades de Quintana Roo. Participó en la Antología de Poemas “Navíos sin Derivas” en el año 2013. Ha incursionado en la radio y participado en conciertos músico poéticos y en recitales en la casa de la cultura y otros teatros.

 

A  TABASCO

La Tierra caliente, la tierra de desnudos ríos

la tierra de frutas y flores de estío

luna de trópico, memoria de sol.

Siembra esperanzas tu cacao rojizo

plantíos de chocolate son tus ojos castizos,

vitral del  paraíso  teñido de un amor

Tabasco!  tienes de cobre pintado el corazón.

Tu destino se cubre de hojarascas doradas

el aire se calienta en tus tercas andanzas

paseándose en barcazas de tus cañaverales

donde las ceibas lucen sus hojas otoñales.

Perladas son tus costas, tus ocasos rubíes

y torna el sol durmiente amanecer en brazos

de tu  sedienta selva y del pájaro Tho.

Porque al besarte digo: Te admiro  tierra hermosa

tus plátanos  son  labios  de tus lunas de agua

liturgia de canciones de versos y suspiros

que se unen en tus ríos con ardiente sabor.

NOCTURNO AL TEQUILA

Noche de ronda seductora

se rezuma de tus labios en mis labios

dolor amargo que  llevo en la boca

trago por trago se desliza celoso

y brindo en la taberna sin testigos

mientras muere mi orgullo trozo a trozo.

¡Por tí ! Que en esta copa de recuerdos  matas,

el calor que se enciende en este pecho,

que a despecho se juega con comparsa

el  dejarlo infeliz y desgraciado.

Destapa cortesano, mientras cantas

esa botella azul que me envenena

el amor que destila por mis venas

y se quiebra infeliz en mi garganta.

Noche de ronda gris, porfiada  compañera

aciaga seducción  de una bebida

que sucumbe a los besos con tequila

y oscurece la mente de quien ama.

NADA HAY

Nada  hay más tierno

y delicado,

nada más suave

y encontrado,

nada más blanco,

nada más terso,

más sutil,

más exquisito

nada más grácil

e infinito

más apacible,

más leve

y más flexible

nada más dulce

y más sedoso

que el toque, amor,

el de tus labios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s