Carlos González Gualito 

Carlos González Gualito  (CDMX 1970), radica en Playa del Carmen Q, Roo. Estudió Ciencias Políticas y Admón Pública en la E.N.E..P. Acatlán de la U.N.A.M. Publicó el libro de poesía Tiempo (Libros en red, 2012). Coautor de la antología poética Aquí y Ahora (Nave de papel, 2015) y de los libros Escrivive Playa “Poemario” y Escrivive Playa “Sueños, Leyendas y Ficciones” (Editorial Greca, 2016). Ha participado en encuentros de escritores, revistas digitales, lecturas en radio y talleres de poesía. Secretario de organización de Literatos Riviera Maya, miembro de Proyecto Cultural Sur Playa del Carmen y Co-coordinador del Festival Internacional de Poesía Palabra en el Mundo en Playa del Carmen.

 

Exploración

 

Exploré tus palabras antes de salir de tu boca

laberinto húmedo

serpiente enroscada

lengua serpentina

en repentino deseo.

 

Exploré tus palabras todavía sin nacer

en el tallo del beso

saliva de sal

mordiscos hambrientos

suavidad de duraznos.

 

Me esperan tus otros labios.

 

 

Palabras silentes

 

Palabras silentes

labios cosidos

lengua que labra silencios

¿Y qué  es la voz dormida

cuando calla el aire?

será un pensamiento vacío

adormece el viento

entume la marea volátil

las aguas de aliento

una voluntad contenida

despliega alas iracundas

salto al cosmos

río revuelto

estrellas empedradas

piedras estrelladas

esculpidas en éter.

 

 

Infierno

 

En las mieles alumbradas el sol engaña

llamas que dan vida

rayos que avivan la savia

el árbol da cobijo y alimento

la manzana el fruto, el corazón arde

las pasiones hacen recorrer los caminos

iluminados por la luz que miente

por el azul cielo que será negro de noche

las hojas verdes caerán dormidas

la vida que se deshoja paso a paso

la lengua de fuego nombrará la paz

la mente iluminada, desquicio solar

la daga radiante en el pecho doliente

el infierno atraviesa el alma viva

tormento subterráneo de la piel quemada

en el mañana cruzado por hoy

que no aguarda frutos ni espera

al lago de azufre que las manos moldearon

la escultura deshecha a quemarropa

por dientes de carbón y haceres mutilados

mientras esperamos el reino de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s