Ana Mar Moreno

Ana Mar Moreno(Raudales Malpaso Chiapas, 09 mayo de 1972). Escritora y promotora cultural, con 28 años de residencia en Playa del Carmen, Quintana Roo. Publicada en varias antologías a nivel Nacional e Internacional. Imparte talleres de Creación Poética y es miembro del Taller literario Sian Ka’an, coordinado por el poeta Ramón Iván Suárez Caamal.  Coordinadora General en varias ediciones del Festival Internacional de Poesía, Palabra en el Mundo. Coordinadora General de Acción Poética Playa del Carmen y fundadora de Literatos Riviera Maya, de la Sala de Lectura “La Hojarasca y Proyecto Cultural Sur Playa del Carmen. Actualmente cursa el Diplomado para la Profesionalización de Mediadores de Sala de Lectura, avalado por UAM-Xochimilco”, y colaboradora de la revista cultural TROPO a la uña.

Correo electrónico de la autora: ammoreno1527@hotmail.com

Actualmente radica en Playa del Carmen Quintana Roo.

 

 

 

Imaginaria

 

Y guardo al silencio

dentro de esta boca que se cierra

con los dientes apretados,

al dolor

en ésta caja torácica

que amenaza con soltar las amarras

del caballo desbocado que me habita,

a mis ojos

que se embarcan en la brisa

con la ilusión pura de descender en la isla de tu mirada.

Guardo mis labios

por la sombra de tu sombra.

Un puño de arena

con la sal de tu nombre.

No guardo mis manos,

ellas te reescriben en el puerto de un poema.

 

 

 

Síndrome

 

Ante tu silencio

me pierdo como grano de arena en la playa

 

como gota de agua en tu corazón de piélago

 

humedad de una tarde

que no deja de llover.

 

Constelación

 

Las tardes terminarán en un:

Te amo

callado o lluvioso.

 

Como estrellas,

en días límpidos

podrás verlos brillar.

 

En días nublados

permanecerán tras las nubes de tormenta,

más vivos, más profusos, más tuyos.

 

Universo

 

Serás la sombra en mi memoria,

el viento, el murmullo de un televisor,

los primeros rayos de la mañana,

las páginas de un libro

habitando la historia de mi casa

sobre el desbordado cauce de un río

que me arrastra a tus ojos

 

 

 

Elegía

 

Observar caer las hojas de los días

es diluirse

en la noche de la playa,

ahogarse en el silencio que se enrosca en tus labios,

escuchar el canto triste

de una nube, al morir la tarde;

entrar a la oscuridad,

vivir la pesadilla de las larvas acuáticas sobre tu cama,

mientras las palabras destiñen su significado.

 

 

 

Anochecida

 

Tras la puesta de sol

decido morir,

morir entre las olas,

entre los riscos;

para nacer blanca,

sin nombre,

sin esta conmoción

que me pervierte.

 

Ha llegado el momento de partir.

Ahí, donde no existes,

donde soy.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s